Cada modalidad de la formación lingüística tiene sus ventajas y desventajas.  Es importante identificar las características de cada caso antes de tomar una decisión.

Servicios lingüísticos

presencial

  • El alumno se siente acogido.
  • El profesor se puede adaptar a cada situación, es formación a medida.
  • Los alumnos, al tener clase presencial, se sienten con la responsabilidad de ir a clase.

telefonica

  • Es muy exigente.
  • Los alumnos deben cumplir con la preparación de la clase que se les envía vía mail.
  • Es un sistema flexible, contando siempre con el compromiso del propio alumno.
  • Son clases ONE TO ONE.
  • Efecto “guante”, el contenido se ajusta al perfil y necesidades de cada alumno.
  • Es fácil medir los progresos, hay una relación directa entre la asistencia y el contenido de las clases.
  • Es necesaria menos dedicación por parte de RR.HH.

e-learning

  • Los alumnos pueden adquirir un nivel homogéneo.
  • Hay unos objetivos y trayectoria claramente marcados en el curso.
  • No se depende de nadie para poder sacar provecho del curso.
  • Es fácil medir los progresos, midiendo los conocimientos de cada alumno a través de los múltiples test generales o en cada nivel.

m-learning

  • El alumno interactúa con el curso, tocando la pantalla, escuchando, buscando… así se facilita el proceso de aprendizaje al emplear más sentidos.
  • El alumno aprovecha más el tiempo formándose en cualquier lapso de tiempo y lugar, no exclusivamente cuando se sienta en el ordenador para estudiar.
  • Se relaciona el PC con trabajo y el Tablet con el ocio, ergo se relaciona la formación con el ocio.